Toribash

Toribash 4.2

Divertido juego de lucha multijugador por turnos

¿Te has cansado de los juegos llenos de combos muy vistos, decenas de personajes y efectos visuales a mogollón? Suelen ser bonitos pero a la hora de la verdad: no enganchan. Toribash, en cambio, es un juego de lucha por turnos de lo más divertido aunque eso sí, es un juego con mucho derramamiento de sangre. Ver descripción completa

Muy bueno
-

¿Te has cansado de los juegos llenos de combos muy vistos, decenas de personajes y efectos visuales a mogollón? Suelen ser bonitos pero a la hora de la verdad: no enganchan. Toribash, en cambio, es un juego de lucha por turnos de lo más divertido aunque eso sí, es un juego con mucho derramamiento de sangre.

Toribash es un juego de lucha multijugador en el que tendrás que controlar a un especie de monigote, sobre todo sus articulaciones que tendrás que configurar para crear golpes y combos antes de que empiece el combate. Una vez estés listo, el combate empieza y los golpes se desatan contra el adversario.

Si los golpes no han resultado, Toribash detiene el combate para que cada rival pueda reconfigurar sus movimientos, pero cuidado… no tan de prisa: intenta aprovechar la mala postura de tu adversario y arráncale la cabeza de cuajo. Toribash es un juego cruento aunque con una estética que recuerda a los dibujos animados, un juego que requiere más reflexión que sangre fría.

Toribash

Descargar

Toribash 4.2

— Opinión usuarios — sobre Toribash

  • Fused07

    por Fused07

    "Es muy bueno!"

    Hay que ir con cuidado a no engancharse mucho a este juego XD puede crear adicción. Prové una demo en windows y casi me ... Más.

    analizado el 11 de noviembre de 2008

  • reeeyrub

    por reeeyrub

    "toribash"

    la verdad no me gusto porque no funciono nunca y lo borre. Más.

    analizado el 29 de septiembre de 2008

  • Kurrus

    por Kurrus

    "¡¡¡PERO SI ESTÁ TAMBIÉN PARA WINDOWS!!!"

    Este juego también está para windows! Mirar en la web oficial! Pd: el juego también es monojugador. Más.

    analizado el 30 de octubre de 2006